Curso de soporte vital inmediato

La cardiopatía isquémica es la primera causa de muerte en el mundo. En Europa la enfermedad cardiovascular explica alrededor del 40% de todas las muertes por debajo de 75 años.
La parada cardíaca súbita es la responsable de más del 60% de las muertes por enfermedad coronaria en adultos.

Un tercio de las 68.500 personas que sufren un infarto agudo de miocardio en España, mueren antes de llegar al hospital, durante la primera hora del comienzo de los síntomas. En la mayoría de estas muertes, el ritmo de presentación es fibrilación ventricular o taquicardia ventricular sin pulso, siendo el único tratamiento efectivo para estas arritmias la desfibrilación precoz.

Como esta arritmia ocurre, sobre todo, en una fase temprana, estas muertes suelen tener lugar a nivel extrahospitalario y fundamentalmente en el domicilio (70% de los casos). Por lo tanto es crucial que todo el personal médico y paramédico que se ocupa de los casos en los que hay sospecha de infarto de miocardio tengan acceso a desfibriladores y estén entrenados para las medidas de soporte vital cardiaco, y que se realice una monitorización ECG inmediata, en todos los pacientes con sospecha de infarto de miocardio.

Los escalofriantes datos estadísticos y la evidencia de que pueden disminuirse, nos hacen pensar que debe considerarse prioritario para la Salud Pública, la mejora de los dispositivos de emergencia con la optimización de la "cadena de socorro". Un elemento esencial de esta mejora la formación del personal sanitario en las técnicas y fundamentos de la R.C.P.

El conocimiento de las técnicas de RCP avanzadas por diversos colectivos médicos y de enfermería genera un beneficio indiscutible al mejorar el pronóstico de supervivencia de las paradas cardiacas. El conocimiento de estas técnicas es muy sencillo pero no es suficiente con disponer de unos conocimientos teóricos, sino que es imprescindible un entrenamiento práctico y unos hábitos que garanticen su correcta aplicación. Este entrenamiento, es prácticamente imposible de conseguir con el ejercicio profesional, ya que el propio dramatismo de la parada cardiaca y la necesidad de una actuación rápida y eficaz, impiden que la realidad sirva como base de la enseñanza.

Por ello, los conocimientos y la práctica necesaria, sólo pueden adquirirse mediante Cursos teórico prácticos en los que esté comprendido el método y el material docente apropiado.

Los cursos de SV Inmediato (que no deben confundirse con los clásicos cursos de SV Instrumentalizado) siguen el modelo de curso "Inmmediate Life Support" delEuropean Resuscitation Council (ERC) y tienen como objetivos:

  • Promover la adecuada valoración de los pacientes en riesgo de sufrir una parada cardiaca (PCR), a fin de evitarla.
  • Potenciar los cuidados post-resucitación iniciales en el individuo que recupera la circulación espontánea tras un PCR.
  • Practicar la resucitación cardiopulmonar de alta calidad, con ayuda de un equipamiento básico, en los pacientes que sufran PCR.

Facilitar la integración de los profesionales sanitarios en equipos de reanimación.

Este tipo de curso está dirigido a profesionales que no atienden habitualmente patología crítica pero que, en el transcurso de su actividad, pueden enfrentarse a pacientes que se deterioran y acaban sufriendo una PCR. De ahí lo más novedoso de su programación, que contempla, para la consecución del primero de los objetivos (y de forma similar, el segundo), la aproximación ABCDE como método que permite el reconocimiento precoz del paciente crítico, la activación adecuada del equipo de emergencias y el tratamiento inmediato apropiado.

De esta de forma se proporciona de una forma práctica y participativa, todos los conocimientos y destrezas necesarias para realizar la RCP avanzada de acuerdo con las recomendaciones del European Resuscitation Council.